¡Hola!

Bienvenida a mi blog. Aquí comparto tips de moda, belleza, estilo personal y DIY's.

Body Positive: How to Come to Terms with Your Attraction to 'Fat Girls'

Body Positive: How to Come to Terms with Your Attraction to 'Fat Girls'

 Hola chicas! Hoy les quiero compartir un artículo muy bueno sobre la aceptación, no solo de nosotras mismas pero sobre el de las parejas que hemos tenido o vamos a tener. Como el artículo es en inglés y quiero que todas puedan apreciarlo, me tomé la libertad de traducirlo a español también. Aunque el artículo lleva escrito como unos seis meses, lo descubrí ayer y encuentro que es aplicable todavía. 

Este artículo resonó muy fuerte para mí por que es algo que yo misma descubrí y caí en cuenta hace como dos años atrás.  Nos enfocamos en "amarnos como somos" pero cuando llega al punto de compartir con alguien revertimos a esos pensamientos y comportamientos negativos que continúan el ciclo de la mala orientación y falta de aceptación de nosotras mismas, de nuestras parejas y de los demás.

Yo tuve mucha suerte que mi esposo ya estaba en la linea de pensamiento correcta y él fue quien me ayudó a entender y realizar muchas cosas sobré mi que todavía yo no había logrado comprender y aceptar. 

Me gustaría que todas tengamos esa oportunidad y por eso les comparto esto. 

Artículo original en inglés aquí: How to Come to Terms with Your Attraction to 'Fat Girls'

Traducción:

Cómo Llegar a un Acuerdo con tu Atracción a las Chicas Gordas

No soy tímida sobre mi cuerpo grande. La forma en que lo veo, si no puedes manejar mis estrías, entonces no te mereces mi celulitis. No siempre fui así. Solía ser la chica que insistía en sexo con las luces apagadas. Me cubría cada vez que me salia de la cama. Nunca quería estar encima durante el sexo, con miedo de como se vería mi barriga de ese angulo. Dios, me siento tan triste por esa versión de mi.

La confianza en mí misma aumentó el día que llegué a la simple realización que mi gordura no es algo que puedo esconder, así por que intentarlo? Nunca entré en el sexo con la impresión que mis parejas sabían a lo que se enfrentarían, como si todo el tiempo que pasamos juntos antes de desvestirnos lo pasamos mirándonos a las caras. Además, la mayoría de los hombres con los que me acuesto me dicen que les gusta mi cuerpo. Dicen algo como “Amo las mujeres curvy”, o “Me gustan las chicas llenitas”. Siempre tomé estos comentarios como que ellos me estaban tratando de hacer un favor - como, la llamaré curvy, no gorda. Pero no veo gorda como una palabra mala, y no veo el punto en evitarla.

Le mencioné esto a un chico recientemente, después que me llamó curvy en la cama. “Solo dime gorda”, le dije. “No me molesta - es lo que soy”.

Su respuesta me tomó por sorpresa. “Creeme, no eres gorda. No me atraen las chicas gordas”.Ahí fue cuando caí en cuenta: Oh, no lo haces por mí. Lo haces por tí. Este chico, y probablemente muchos otros, no querían llegar a la aceptación de su atracción a una mujer gorda.

Lo entiendo. No son solo las mujeres que son criadas a creer que solo hay un tipo de cuerpo considerado “atractivo”. Que abiertamente te guste un cuerpo que se desvía de las normas construidas socialmente trae vergüenza. Aún esos que no les avergüenza sus deseos a veces sienten la necesidad de ser discretos sobre ello. En el paisaje heterosexual, conferencista de estudios de genero Hugo Schwyzer dice que los hombres “son enseñados a encontrar “atractivo” lo que otros hombres encuentran “atractivo”. Básicamente, la atracción heterosexual funciona en un nivel social, y las mujeres son los bloques de construcción de la auto-estima de su pareja. Las mujeres gordas son vistas como una “degradación”, lo cual fuerza a muchos hombres heterosexuales a negar completamente que están atraídos a mujeres gordas.

Esto, por supuesto, no aplica a todos los hombres heterosexuales. Existen comunidades de hombres conocidos como “admiradores de mujeres gordas”. En el 2011, el Village Voice hizo un perfil de Dan Weiss, un admirador de mujeres gordas abiertamente y creador de “Ask a Guy Who Likes Fat Chicks” (Pregúntale a un chico que le gustan las chicas gordas). En ese perfil, Weiss desmiente los mitos sobre por que un hombre puede preferir mujeres gordas: No es por que las mujeres gordas son mas fáciles de llevar a la cama, y no es cierto que los hombres que salen con mujeres gordas tienen baja auto-estima. El hecho que esto son creencias comunes en primer lugar dice mucho de como las mujeres gordas son vistas en un contexto sexual.

Autora y activista Virgie Tovar trae a la mesa otra idea falsa: "Los hombres que desean a las mujeres gordas son considerados desviados sexuales o pervertidos por que las mujeres gordas no se ajustan a los ideales Occidentales populares de belleza", me dijo ella. "La verdad es que el deseo humano - y si, deseo masculino - varían ampliamente, y si viviéramos en un mundo proscriptiva pudiéramos todos ver cuán diverso nuestros apetitos son. Desafortunadamente, no vivimos en ese tipo de mundo. En el occidente, es la delgadez."

Quizás este mundo fuera diferente si las mujeres gordas fueran representadas diferentemente en los medios populares. Hollywood en realidad puede hacer mejor que darle papeles a Melissa McCarthy en comedias donde el personaje es completamente de sexualidad. En la industria de la música, rara vez escuchamos sobre las mujeres grandes, salvo en canciones como el verso de Drake en la canción de Nicki Minaj “Only”, donde Drake dice que le gustan las BBW (big beautiful women o mujeres grandes hermosas) por que son el tipo “que te chupan seco y luego comer un poco de almuerzo contigo”. Lo mejor que podemos tener para que nos vean en una luz positiva por un artista popular todavía encontró una manera de burlarse de nosotras. Gracias, Drake.

Supongo que lo tenemos que aceptar considerando que la gente rara vez se acercan a decir algo como esto. Es extraño que tabú todo esto es, considerando el hecho que en algún momento en la historia cultural del Mundo Occidental, las mujeres gordas no eran en lo más mínimo consideradas repulsivas.

Investigadoras en Sociología Samantha Kwan y Jennifer Fackler de la Universidad de Houston crearon una breve historia de como los ideales de cuerpos han cambiado a través de los siglos en una hoja de hechos titulada “Women and Size (Mujeres y la Talla). Según ellas, hasta alrededor del siglo 19, las mujeres se representaban en pinturas por artistas como Ruben y Renoir como “carnosas” y “voluptuosas” (sus palabras, no las mías). Personalmente, ambas de esas descripciones me hacen querer vomitar por que suenan como algo sacado de una horrenda novela de romance erótica (la misma razón por la cual no soporto las palabras “pantis” y “palpitante”). Independientemente, los cuerpos delgados solo se convirtieron en deseables cuando el mercadeo en masas en la moda comenzó como también el mercadeo de dietas.

Fue para ese tiempo que las tallas de ropa se convirtieron en estandarizadas y el descubrimiento de la caloría de momento forzaron el monitoreo del peso en la conciencia publica, según la gastrónoma Sarah Lohman. En otras palabras, las dietas se convirtieron en productos mercadeables, vendibles. Para los 1920s, “la mayoría de las mujeres Americanas estaban en una dieta o sintiéndose culpables por no estar a dieta. Y el resto es historia.” Toda nuestra percepción de belleza en relación a la delgadez es esencialmente manifestada por gente en a través de la historia buscando lucrarse de nuestra auto-estima, y caímos en sus trucos. Caímos fuertemente.

“Somos víctimas de horrible información,” dijo Ken Page, psicoterapeuta y el autor del libro “Deeper Dating: How to Drop the Games of Seduction and Discover the Power of Intimacy (Citas Más Profundas: Como Soltar los Juegos de Seducción y Descubrir el Poder de la Intimidad). “El aprendizaje que obtenemos sobre como funciona la atracción, la manera como nos debemos ver y actuar, es como si fuera escrita por un grupo de adolescentes ansiosos. Es peligroso, equivocado, y mayormente no basado en la ciencia.”

Resulta que, nuestra atracción tiene menos que ver con la apariencia de lo que pensamos. Según la ciencia, una gran parte de nuestra atracción se reduce a cuan fértil es nuestro olor, rasgos de personalidad como la amabilidad y la inteligencia, y algo a Page llama “atracción emocional”, lo cual es básicamente cuan bien haces “click” con alguien. “El pensar que por que eres de cierta forma o peso, que la gente no van a estar atraídos a ti simplemente no es cierto.”  

Si así es que la atracción funciona, en un nivel científico, entonces por que no veo esto pasar en mi vida? Por que mi dominante madre judía me presiona constantemente a perder peso, para que me pueda casar con algún dentista judío? Por que los extraños en la internet me dicen repetidamente que perder peso me ayudará a al fin encontrar el amor?

Yo sé que esto no es cierto. Tengo muchas amigas que caen dentro del estereotipo de “chica atractiva” (vivo en Los Angeles después de todo - básicamente hay una maldita plaga de “chicas atractivas”). He aprendido de mi amistad con mujeres altas, delgadas, obsesionadas con la belleza que sus vidas románticas son tan mierda como la mía. Gorda o flaca, estamos en el mismo bote cuando se trata de la infidelidad, en recibir ese horrible texto que dice, "Eres súper cool, pero la verdad es…" La diferencia es, cuando eso pasa, mis amigas delgadas no lo culpan automaticamente en su peso. Así que por que me hacen sentir constantemente como si mi peso es el problema en mi vida amorosa?

Sentir vergüenza sobre gordura es algo que conozco muy bien – pero como Tovar explicó, la manera en que yo procesé mi vergüenza es diferente de como los hombres con lso que me acosté procesan su vergüenza. "Cuando las mujeres sienten vergüenza nos enseñan a girar esa vergüenza hacia adentro, hacia nosotras mismas," dijo Tovar. "Los hombres muchas de las veces de alguna manera logran maniobrar esa vergüenza fuera de ellos. Mientras las mujeres son más probables que la absorban toda – no solo vergüenza que ya deben estar sintiendo por ser gordas, pero también vergüenza por que le están causando incomodidad a su pareja."

El mejor ejemplo es las mujeres sentirse incomodas en completamente exponer sus cuerpos durante el sexo, aun cuando nuestras parejas románticas han expresado ya su atracción a nosotras con su afán de arrancarnos la ropa de encima. Es como decir, "Me avergüenza que puedas estas avergonzado de mi cuerpo".

En orden de terminar con la vergüenza que ocurre a este nivel, las mujeres – y no solo las mujeres gordas – necesitamos aceptar nuestros cuerpos como son. No solo por el bien de nosotras mismas, pero por el bien de no hacerle sentir vergüenza a nuestras parejas también. Como Page explicó, las partes con las que usualmente nos sentimos avergonzadas pueden ser las mismas partes que le excite a nuestra pareja.

Claro está, esto es más fácil dicho que hecho. Es extremadamente difícil el no sentirse avergonzada por lo cual nos dicen constantemente que son imperfecciones. Para ayudar a parar nuestra incomodidad, los hombres pueden mejorar el expresarnos su deseo por nosotras – no solo privadamente, pero hacia afuera también. Traten de escribir una lírica de rap sobre nosotras que no incluya comida. Eso estaría bien.

A ustedes los hombres heterosexuales por ahí que todavía no encuentran como admitir externamente que nosotras las gorditas somos capaces de ser tan atractivas como las mujeres delgadas, pregúntense: Exactamente por qué? A que en realidad le tienen miedo? La reacción de sus amistades? Qué clase de amigos son esos, si tan fuertemente quieren evitar que seas feliz?

El punto es, las mujeres gordas están cansadas ya de ser tratadas como monstruos, y esos hombres que están atraídos a nosotras están cansados de ser tratados como desviados. La atracción existe en un espectro, y ya es tiempo que ese espectro muestre todo de sí mismo – rollos y todo.

Lookbook: Blue is the Warmest Color - Part 1

Lookbook: Blue is the Warmest Color - Part 1

Fashion Guide: Tips for Getting Dressed - Holidays

Fashion Guide: Tips for Getting Dressed - Holidays